El equipo Sandvik LHD automático, demuestra precisión en un laberinto de vidrio.

30-Septiembre-2018

En los últimos años, los vehículos autónomos se han convertido en un tema de debate popular. Sandvik ha tenido cargadores y camiones automáticos trabajando en minas por más de 20 años, sin accidentes con personas. Para demostrar sus capacidades, Sandvik movió las cosas a la superficie y puso a prueba su última generación de automatización

En un nuevo video, un equipo Sandvik LH514 de 11 metros de largo se conduce por sí mismo a través de un laberinto de vidrio. Si bien el vidrio es claramente un material diferente a las paredes rocosas para lo cual los sensores láser fueron diseñados, el cargador detecta el frágil laberinto y maniobra a través de sus pasillos estrechos.

Para demostrar la realidad de esta hazaña, el CEO de Sandvik Group, Björn Rosengren,conduce el equipo en la parte final del video y se estrella contra el laberinto de vidrio.

"Los cargadores automáticos Sandvik han estado en uso durante más de 20 años, con más de 2 millones de horas de funcionamiento bajo tierra", dice Jouni Koppanen, Ingeniero Senior de Sistemas para Automatización de Sandvik Mining and Rock Technology. "Los sistemas autónomos mejoran la seguridad y la productividad para nuestros clientes. Por primera vez, todo el ciclo puede automatizarse, desde la carga hasta el transporte y la descarga. Nadie ha sido capaz de hacer eso antes ".

Para Rosengren, la prueba del laberinto de vidrio fue obviamente un día muy especial en el trabajo. La filmación de esta hazaña también demuestra la visión de Sandvik sobre la innovación.

"Algunas de las tecnologías más sofisticadas de la actualidad se encuentran dentro de las diferentes áreas de negocios de Sandvik", dice Rosengren. "Siempre hemos trabajado cerca de nuestros clientes desarrollando nuevos productos y tecnologías. En adelante, vemos claramente la digitalización como un área clave, que nos ayudará tanto a nosotros como a nuestros clientes para ser más productivos, eficientes y sustentables ".

Aunque un laberinto de vidrio puede no ser un entorno operativo tradicional para un equipo cargador, ese pensamiento poco convencional ha permitido a Sandvik mantenerse a la vanguardia de las tecnologías como en el caso de la automatización.

El sistema AutoMine® significa que los cargadores y camiones Sandvik aprenden la ruta más segura y eficiente la primera vez que ingresan en un túnel. Guiados por un conjunto de láser, el sistema inteligente del equipo traza un mapa y registra un camino. Los algoritmos patentados de Sandvik, junto con sus sensores y giroscopios, aseguran que la máquina sepa dónde ir bajo tierra, donde el GPS no puede ser utilizado.

Fuente: TM